¿Qué hace de Broks uno de los juguetes preferidos por niños, padres y educadores?

Los sets de construcción de Broks se han concebido para acercar a los niños nuevamante a los juguetes sencillos e inteligentes. ¿Y porqué inteligentes? ¿Es que hay motores, luces, sensores?

No, justamente hemos querido que los niños usen su imaginación y creatividad, su capacidad resolutiva de problemas, sus habilidades motoras e incluso sus habilidades de interacción con otros niños y padres para construir lo que ellos quieran. Para nosotros esto es un juguete inteligente.

Es normal que llamen muchísimo la atención todos aquellos juguetes que tienen botones: botones para sonidos, botones para lograr movimiento, botones para encender luces, botones para controlar remotamente el juguete… Son realmente atractivos pero les desarrollan bien poco.
No es que estemos en contra de estos juguetes,  pero posiblemente nos estamos rodeando de demasiados juguetes electrónicos y perdemos la capacidad de sorprendernos de las cosas más sencillas, más corrientes.

Desde Broks pretendemos que les motiven otras cosas. Queremos que los niños se sientan orgullosos de sus propias creaciones, que sean capaces de ensamblar y conseguir ese movimiento entre piezas por ellos mismos, que les estimule el pensar cómo resolver una construcción. No queremos que la motivación sea una luz o un control remoto… Esto último entretiene un rato, pero ¿realmente desarrolla?

Esta es una de las razones por las que vemos que padres quedan encantados con los juguetes Broks. Los niños son capaces de construir algo y pasarse horas jugando, vuelven al juguete cada tanto y quieren construir más.
Broks en los niños
Los niños se sienten super orgullosos de sus creaciones y es que construir con Broks refuerza su autoestima porque de forma sencilla y con pocas piezas los niños y niñas son capaces de visualizar su creación.
Y mientras más construyen e interactúan con lo que construyen, más quieren hacerlo porque les resulta bastante sencillo dado el tamaño de las piezas y la forma de enganche a presión que les permite armar algo relativamante rápido.
Evidentemente que mientras más complejas son las creaciones se necesita más esfuerzo de concentración y más tiempo probando los posibles enganches, lo que les permite a su vez comprender el funcionamiento básico de algunos mecanismos como engranajes o poleas.
¿Y cuándo un juguete se gana el verdadero título de juguete educativo?
Cuando educadores lo prueban y lo avalan. Ya tenemos varios casos y sabemos que la dinámica que se puede generar en el aula con estos juguetes es muy interesante.

Y a tí, te gusta Broks?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja tus comentarios